Publicado el Deja un comentario

Tóner original o compatible

Tóner original o compatible

Entre un tóner original a 150 € y el mismo tóner compatible a 50 € … ¿Cómo elegir?

¿Qué sabemos sobre los cartuchos originales?

  • Conocemos su calidad de fabricación.
  • Sabemos el número de páginas que imprimirán.
  • Sabemos que cumplen los criterios definidos por el fabricante de la impresora

Puedes entonces comprarlos en cualquier lugar con los ojos cerrados.

¿Qué sabemos sobre los otros cartuchos (compatible, genérico, reacondicionado, remanufacturado, …)?

Sabemos que no son originales, esto significa que:

  • Se reacondicionan a partir de cartuchos vacíos usados. De hecho, cada modelo de cartucho está sujeto a una patente que prohíbe la fabricación de un envase vacío.
  • Hay miles de fabricantes de cartuchos reacondicionados.
  • Cada fabricante define sus especificaciones y su proceso industrial. Desde los más rudimentarios (llenado simple) hasta los más especializados (reemplazo de piezas de desgaste, soldadura ultrasónica, …).
  • Hay muchos intermediarios (importadores, mayoristas, sitios web, revendedores). Y cuantos más intermediarios entre el fabricante y el usuario, menor será la trazabilidad y la garantía de calidad.

Puedes llegar a encontrar un cartucho de tóner compatible que tenga casi las mismas cualidades que uno original. Pero también puedes encontrarte con un cartucho que no pueda ni siquiera usarse o algo peor que averíe tu impresora.

¿Cuáles son los problemas y riesgos del uso de tóner no original?

La siguiente es una lista de los defectos de fabricación más comunes y los problemas y riesgos más usuales.

Pequeños derrames de tóner

Tóner original o compatible

El tóner incorrectamente ensamblado puede causar derrames de tóner. El polvo de tóner cae sobre el papel y deja rastros en la impresión.

Gran derrame tóner

Tóner original o compatible

Si el derrame es importante, el interior de la impresora puede llenarse de tóner. La limpieza puede requerir aspiración por parte de un técnico. Además el tóner también se puede depositar en los espejos del láser u otras partes delicadas de la impresora. Estos problemas obviamente no son compatibles con la garantía del fabricante.

Tambor defectuoso

 

Un tambor defectuoso (o gastado) puede causar puntos, marcas o líneas en las impresiones. Estas manchas se irán incrementando a medida que imprimes.

Chip defectuoso

 

Los cartuchos tienen un chip. Este chip permite a la impresora almacenar cierta información. En general, un chip defectuoso hace que la impresora no funcione y muestre un mensaje de error.

Cartucho atascado

Atasco cartucho toner compatible

Un cartucho mal ensamblado o montado incorrectamente con piezas usadas puede provocar que los engranajes internos se atasquen. También puede llegar a escucharse ruidos de engranajes o el motor de la impresora puede atascarse y pararse.

Desgaste prematuro del cartucho.

Rayas blancas toner compatible

Además de todos los problemas antes mencionados, un cartucho de mala calidad simplemente puede imprimir menos páginas que uno original.

Recuerda que una buena impresora láser con buenos cartuchos siempre produce impresiones perfectas.

Si hay rastros, puntos, líneas… No es normal, sin duda proviene de un tóner defectuoso o de mala calidad.

¿Qué hay de las impresoras de color?

Las impresoras a color no usan 1 sino 4 cartuchos (cian, amarillo, magenta y negro).

  • Es suficiente que solo uno de los 4 cartuchos esté defectuoso para que la impresión sea mala.
  • Igualmente, aunque solo  uno de los 4 tenga fugas puede que la impresora se averíe.
  • A esto hay que añadir la falta de calidad en la reproducción de los colores.

Para una impresora a color, es imprescindible asegurarse de que los cartuchos de tóner sean originales o por lo menos de la misma calidad que los originales.

En conclusión.

Que digan que solo con rellenar un cartucho es suficiente para obtener uno nuevo es una gran mentira y pensar que todos los cartuchos valen es un gran error.

Si aún así quieres aventurarte fuera de la marca del fabricante, asegúrate:

  • Que la calidad de fabricación de tu proveedor es regular, exige conocer el nombre del fabricante.
  • Que el proceso de fabricación incluye al menos estas reglas: Los cartuchos vacíos deben ser vírgenes (nunca se han rellenado antes), los tambores deben reemplazarse con nuevos, la apertura para rellenar debe cortarse con láser (si se cortan de otra forma pierden material en el interior y ya no respetan las características de origen).
  • Que tu proveedor se comprometa realmente a intervenir si tus cartuchos dañan tu impresora.

Con tales procesos de fabricación y tal garantía, te será difícil encontrar un cartucho no original con un buen precio. Pero si consigues encontrar un fabricante de calidad y un proveedor serio, puedes tener las mejores impresiones y mantener tus impresoras en excelentes condiciones. Y en estas condiciones, puedes llegar a ahorrar alrededor de un 30% en comparación con el precio de los cartuchos originales del fabricante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *